Durante varios días, los vecinos de Elnosa se reunieron para homenajear a San Andrés. La empresa de Pontevedra se unió a los festejos ofreciendo un donativo en dinero y tres mil vasos personalizados para el chocolate caliente.

 

El frío que se hizo sentir en Pontevedra en la noche del sábado, día 3 de diciembre, fue más llevadero gracias al chocolate caliente que se ofreció a todos los participantes en las fiestas de San Andrés de Lourizán.

 

Los tres mil vasos de chocolate caliente que circularon de mano en mano contribuyeron al carácter festivo de evento, pero también tenían una misión: trasladar un compromiso de actuación responsable y una palabra de esperanza a los vecinos. Elnosa, que patrocinó el evento, dejó así patente su mensaje: ¡Invertimos en la visión de un mundo más sostenible!